Avala la iniciativa privada la decisión final de las autoridades estatales, por no aumentar las tarifas en el servicio de transporte público urbano, a pesar de las múltiples presiones de parte de concesionarios y trabajadores del volante.

El presidente de la Coparmex Aguascalientes, Juan Manuel Ávila, dijo por una parte que se entiende perfectamente la pretensión de los concesionarios, quienes han visto a lo largo de los últimos meses incrementos importantes en los costos de los hidrocarburos, así como de refacciones para el mantenimiento de las unidades.

Sin embargo, consideró que incrementar las tarifas posterior a las secuelas ocasionadas por la pandemia, provocaría afectaciones económicas para las familias, quienes en algunos casos incluso aún no pueden recuperarse de las adversidades por la contingencia sanitaria.

De la misma manera, el líder del organismo empresarial consideró que a pesar de lo anterior, antes de pensar en la implementación de nuevas tarifas, es importante que se vea reflejada de manera real una mejora en el servicio, que justifique plenamente aumentar el costo del banderazo y de kilómetro recorrido.

“Debe verse a partir de un incremento que se tiene que dar emparejado de un aumento en la calidad del servicio. Entendemos la situación en la que están atravesando los transportistas, pero de momento no son las condiciones óptimas para aumentar las tarifas”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!