Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que recibió una carta de Altos Hornos de México (AHMSA) en la que ofrecen devolver los 200 millones de dólares de sobreprecio, pagados en la venta de la “planta chatarra” de Agronitrogenados, en 2013.
“Me envió una carta uno de los empresarios que adquirió acciones en Altos Hornos de México. Ustedes conocen la historia de que los anteriores dueños le vendieron al Gobierno una planta de fertilizantes que estaba en ruinas, a un precio elevadísimo”, señaló.
“Dijimos que si se limpiaba la empresa, si llegaban nuevos accionistas, gente responsable, seria, que estábamos dispuestos a aceptar que nos repararan el daño, que nos devolvieran los 200 millones de dólares”.
El pasado 11 de diciembre, REFORMA publicó que los nuevos inversionistas AHMSA, encabezados por el empresario Julio Villarreal Guajardo, se comprometieron a pagar los 200 millones de dólares que el Gobierno federal reclama por la venta a Pemex de Agronitrogenados.
El pago forma parte de la operación de compra de un interés de 55 por ciento en Grupo Acerero del Norte (GAN) -la controladora de la siderúrgica también conocida como AHMSA- por parte de la Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI), que lidera Villarreal.
En la mañanera, el mandatario afirmó que la Fiscalía General de la República (FGR) resolverá si es legal llegar a un acuerdo con AHMSA para aceptar ese monto como reparación del daño.
“Incluso, que los devolvieran en cuatro pagos, 50 millones de dólares este año y así hasta 2024. Ayer recibí la carta del empresario principal de que están dispuestos a devolver los 200 millones de dólares, ahora falta que la Fiscalía resuelva si es conveniente llegar a este acuerdo”, apuntó.
“Y a esta reparación del daño, si es legal, si está permitido, si lo podemos hacer. Si la Fiscalía dice ‘adelante’, pues ya tendríamos 50 millones de dólares para este año y ya veríamos en qué los ocupamos”.
Sin revelar el nombre del remitente de la carta, López Obrador anticipó que, de concretarse dicho acuerdo, el dinero iría al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (antes SAE) y después se destinaría a un programa o acción en beneficio de comunidades.
“O a lo que se decida, lo que convenga más. Nos importa mucho que haya castigo a los responsables, pero también nos importa recuperar lo robado, nos importa mucho la reparación del daño”, agregó.
Pemex adquirió en diciembre de 2013 la planta de Agronitrogenados, ubicada en Pajaritos, Veracruz, pese a que su maquinaria tenía más de 30 años de antigüedad y había estado inactiva por 14 años, por lo que prácticamente era chatarra.
Por la planta, Pemex le pagó a AHMSA -que era la propietaria- 275 millones de dólares y se estimaron otros 195 millones de dólares para su rehabilitación y puesta en operación. Sin embargo, el sobrecosto se calculó en 200 millones de dólares.