Amelia González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sin entrar en detalles de la operación, ayer la Secretaría de Hacienda se congratuló del éxito que ha tenido su oferta de recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
Esos bonos fueron colocados por el anterior Gobierno para financiar el aeropuerto de Texcoco.
Ayer finalizó la recompra y aceptación anticipadas de condiciones. El proceso general culminará el 4 de enero.
“La oferta ha recibido un apoyo abrumador de los tenedores. Recibió ofertas y el consentimiento de una sustancial mayoría de los tenedores de las notas del monto principal de cada una de las series”, señaló la dependencia.
El proceso inició el 3 de diciembre cuando el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México ofreció recomprar mil 800 millones de dólares de los bonos en circulación y solicitó el consentimiento para desligar los contratos del proyecto Texcoco y que sólo quedara como garantía la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA).
Ante la negativa de un grupo de inversionistas, que decían tener en su poder más del 50 por ciento de los 6 mil millones de dólares emitidos, el 11 de diciembre el Gobierno mejoró la oferta.
La fase que finalizó ayer incluía una venta anticipada, por la cual los tenedores recibirían un pago superior a 50 dólares por cada mil dólares del monto, además de 10 dólares por cada mil dólares por consentimiento.
El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, admitió el 17 de diciembre que los días que restaban para la etapa de compra anticipada serían complicados, pero permanecía optimista.
Con información de Belén Rodríguez