Miguel Domínguez
Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que una reforma en el reparto de participaciones federales a los estados requiere consensos, pues afirmó que a los gobernadores que les va bien no se quejan con la fórmula actual.
“Es posible hacer una reforma hacendaria y proponer un cambio en la Ley de Coordinación Fiscal, pero tiene que haber un consenso, un acuerdo, porque eso implica definir fórmulas de distribución del presupuesto”, dijo.
Luego de que Gobernador de Tamaulipas, el panista Francisco García Cabeza de Vaca, quien encabeza la Alianza Federalista que promueve la reforma hacendaria, reiteró la necesidad de revisar la Recaudación Federal Participable, el Presidente recordó que desde el sexenio de López Portillo se ha venido cambiando la Ley de Coordinación Fiscal y la última ocasión ocurrió en la Administración de Felipe Calderón.
“Primero, de lo que corresponde a la Federación y de lo que le corresponde a las entidades federativas es lo primero que se tiene que definir. En la ley está establecido un porcentaje para la Federación (80 por ciento) y para los Estados y para los Municipios (20 por ciento)”, explicó.
“Lo segundo, es que si no hay cambio en esa fórmula, tendría que haber un cambio en la fórmula específica de como se hace la distribución de los recursos federales a los estados, y se toman en cuenta tres elementos: crecimiento económico, pobreza y cantidad de población por entidad.
Subrayó que si se logra un consenso para una nueva fórmula, no habría problema.
“No es un asunto de resistencia del Gobierno federal, no nos oponemos, pero si debe haber un acuerdo, porque esto va a significar que se les quite a unos y se les dé a otros, así de sencillo”, manifestó.

Derecho a disentir
Respecto al planteamiento de los 12 gobernadores de la Alianza Federalista de convocar a una Convención Nacional Hacendaria, el tabasqueño dijo que es un objetivo legítimo.
“Pero a los que les va bien con la formula anterior no dicen nada”, indicó.
Su Gobierno, dijo, respeta el derecho a disentir de los Gobernadores y les ofrece diálogo para construir consensos.
“Eso es parte de la transformación, ¿antes, cuando había debate?, ¿diálogo transparente?”, cuestionó y se respondió, “nunca, jamás”.
El Presidente fue insistente en contestar a los reclamos de los Gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro, de Chihuahua, Javier Corral, y el tamaulipeco García Cabeza de Vaca.
“No nos oponemos si hay ese consenso. Lo único que recomiendo es que no se diga que la Federación no le entrega dinero a los estados, porque nosotros estamos al corriente; es decir, no debemos a los estados nada. ¿Debemos aquí en Tamaulipas?”, agregó y cuestionando a Cabeza de Vaca, quien movió la cabeza negando adeudos de la Federación a la entidad fronteriza.
“Entonces, si cambia la ley, se modifica la fórmula y le tenemos que dar más a Tamaulipas, lo tenemos que hacer”, puntualizó.