Antonio Baranda
Agencia Reforma

VILLA AHUMADA, Chihuahua.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló ayer que si no se resuelve el problema de la inseguridad y la violencia en el país, no será reconocido ni recordado como buen gobernante.
Al inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional en este municipio, el Mandatario aseveró que por esa razón acepta el desafío de garantizar la paz y la tranquilidad en Chihuahua y en todo México.
“Estoy consciente de que podemos avanzar mucho en el terreno económico, en lo político, el que cada vez haya más democracia, que en el terreno social haya estado de bienestar, que el mexicano tengo seguridad, protección, desde que nace hasta que muere, desde la cuna hasta la tumba”, dijo.
“Y vamos hacia allá, pero si no resolvemos el problema de la inseguridad y de la violencia no vamos a ser reconocidos, recordados, como buenos gobernantes. Por eso es este desafío que acepto, el de garantizar la paz y la tranquilidad en Chihuahua y en nuestro país”.
En ese sentido, López Obrador dio por un hecho que la Guardia Nacional será parte de las Fuerzas Armadas.
“Vamos a seguir consolidando la Guardia Nacional, van a mejorar los salarios, las prestaciones y desde luego se van a tener instalaciones como esta; en todo el país ya hay 182 cuarteles en poco tiempo y vamos a tener cerca de 500 cuarteles, instalaciones para la Guardia Nacional a finales del gobierno”, destacó.
En su oportunidad, el Gobernador Javier Corral aseveró que la Guardia Nacional es, sin duda, la mejor apuesta por la seguridad pública en nuestro país.
“Este cuartel de Villa Ahumada, que es uno de los 12 cuarteles que este año estarán totalmente terminados por obra de su gobierno, consolida la presencia de la Guardia Nacional y con ello fortalece las capacidades para seguir luchando juntos en contra de los enemigos de la paz”, señaló.