Jorge Marrón / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  .-Erick “Cubo” Torres aseguró que sí conducía en estado de ebriedad, pero negó que haya atropellado a alguien, como se ventiló en unos documentos de la policía de Tijuana, Baja California, que salieron a la luz el lunes anterior.
En agosto del año pasado, el delantero de los Xolos salió de un antro y fue detenido por manejar en estado inconveniente, no obedecer las indicaciones de la policía y golpear a una persona con el auto, cosa que señala el jugador no sucedió.
“No es verdad que atropellé a una persona ni que me di a la fuga. Salí de un asado con el equipo y sí me quitaron el carro porque llevaba unas copitas, me dijeron: ‘Sabes qué, no puedes manejar, y en eso le hablé a mi esposa para que estuviera conmigo. Estaba gente del equipo conmigo y nada más, pero lo que me preocupa es que digan que yo alcoholizado atropellé a una persona porque es algo muy delicado”, dijo en entrevista con  Fox Sports.
En tanto, trascendió que la directiva del equipo comenzará una investigación sobre el accidente para aclarar la situación de Torres.

ASÍ LO DIJO
No es verdad que atropellé a una persona ni que me di a la fuga. Salí de un asado con el equipo y sí me quitaron el carro porque llevaba unas copitas”.
Erick Torres, Delantero del Tijuana