David López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Jun .- Al considerar que las acusaciones en su contras son irrisorias, infundadas y vagas, el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte aceptó la extradición para enfrentar a la justicia en México.
Ante el Tribunal Tercero de Sentencia Penal de Guatemala, el ex priista se defendió de las imputaciones en su contra.
«He determinado allanarme para enfrentar lo más pronto posible la justicia a nuestras autoridades judiciales en mi País», dijo en audiencia.
El ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte comparece ante el Tribunal Tercero de Sentencia Penal de Guatemala, donde fue capturado el 15 de abril pasado.
En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el ex priista arribó al recinto.
Se prevé que en la audiencia le notifiquen los delitos que le imputa el Gobierno de México.
A su llegada, Duarte, quien porta una camisa a cuadros de manga corta y tiene barba, pidió que le pusieran las esposas al frente y no atrás porque «lo lastimaban».
Sobre su trato en la cárcel, respondió con un «bien».
La defensa de Duarte solicitó que el caso fuera puesto en reserva, pero el Tribunal declaró sin lugar la petición.
La audiencia continuará de manera pública.