Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En el tramo que conectará el Suburbano con el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía se usarán convoyes construidos originalmente para el Tren Interurbano México-Toluca.
Se estima que el Interurbano atienda su demanda con 20 de los 30 trenes fabricados para este tren, pues la afluencia será menor a la calculada al inicio, dijo Maximiliano Zurita, director general de CAF.
Por esta razón, el Gobierno federal definió destinar 10 convoyes al proyecto que conectará el Suburbano con el aeropuerto, añadió el directivo de la empresa que forma parte de Ferrocarriles Suburbano, consorcio que opera el Tren Suburbano.
Describió que estos trenes tendrán adecuaciones que costarán alrededor de 100 millones de pesos en conjunto.
Entre los cambios que se requieren están la instalación de maleteros en uno de los cinco coches de cada tren, donde podrán viajar de manera más cómoda quienes vayan al aeropuerto de Santa Lucía, detalló.
Actualmente están en análisis las adecuaciones necesarias y la previsión es que estén definidas en cuatro o cinco meses, agregó.
Los trenes tuvieron un costo en conjunto de 2 mil 165 millones de pesos.
La decisión también obedeció a que la intención es operar un ramal de la estación Lechería del Suburbano a Santa Lucía a mediados de 2023 y el tiempo para producir los trenes habría sido un reto, mencionó Zurita.
“Estaba muy justa la fabricación de los trenes para que hubieran estado a tiempo”, dijo.
La empresa Ferrocarriles Suburbanos será la que esté a cargo de la adecuación de los trenes, aclaró, así como de la construcción del ramal hasta el aeropuerto de Santa Lucía.