Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Desde hace siete semanas, las autoridades de salud federales y estatales trabajan en los protocolos de reconversión hospitalaria, necesarios para hacer frente a la fase tres de la epidemia de Covid-19, aseguró Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.
En conferencia explicó que en este escenario, en el que se espera el punto más alto de contagios y muertes, los hospitales serán la escena más importante y operarán en condiciones extraordinarias, por lo que adelantan su reconversión.
“Así como en la fase uno estábamos preparando la fase dos, y la pusimos en práctica 15 días antes de entrar en la fase dos, en la fase dos estamos preparando la fase tres”, afirmó.
El subsecretario subrayó que cada autoridad sanitaria estatal es responsable del proceso de reconversión hospitalaria y se da seguimiento a que cumplan estos planes, como solicitó el Consejo de Salubridad General desde el 19 de marzo.
“Ha habido avances en distinta velocidad, algunos estados están más avanzados que otros. Algunos planes de reconversión son más elaborados que otros y estamos dando seguimiento para que se cumplan”, dijo.
Informó que ayer se reunió con representantes del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y después con el IMSS y el ISSSTE para vigilar el progreso de la reconversión.
“Hay que garantizar no solamente que existan los ventiladores, por ejemplo, sino que la toma de oxígeno esté en condiciones óptimas, la cantidad de camas necesarias con ventilador, porque los hospitales van a estar operando en condiciones extraordinarias”, apuntó.