Ernesto Sarabia
Agencia Reforma

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 7.45 por ciento anual en marzo, con lo que la inflación registró su avance más elevado desde el 8.11 por ciento en enero de 2001, de acuerdo con información del Inegi.

La tasa anual de la inflación del tercer mes del año fue mayor al 7.28 por ciento observado en febrero, además de superar el 7.38 por ciento pronosticado por Bloomberg y el objetivo del Banco de México (Banxico) de 3 por ciento más o menos un punto porcentual.

Los productos que más contribuyeron a la inflación en el mes referido fueron el gas doméstico LP, la gasolina de bajo octanaje, el transporte aéreo, el huevo y la tortilla de maíz.

Por componentes, el índice de precios subyacente reportó una aceleración de 6.59 por ciento anual en febrero a 6.78 por ciento en marzo, su cifra más alta en 20 años y 11 meses, impulsado por el alza de 8.69 por ciento en las mercancias, el más alto en 21 años y 10 meses.

A su interior, destacó el repunte anual en los precios de alimentos, bebidas y tabaco con un alza de 10.08 por ciento anual, mientras que en los servicios el avance fue de 4.62 por ciento.

La inflación subyacente -considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios a corto plazo- excluye los agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de Gobierno.

En tanto, el índice de precios no subyacente se acrecentó 9.45 a tasa anual en marzo, por arriba del registro del mes previo.

En los agropecuarios, las frutas y verduras subieron sus precios 20.35 por ciento respecto a marzo de 2021, lo que se dio a la par de un alza de 4.73 por ciento en el componente de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno.

Si se considera solo la variación mensual, la inflación se aceleró 0.99 por ciento en marzo pasado, mayor al 0.92 por ciento que esperaba el mercado.

¡Participa con tu opinión!