Victor Osorio 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: México es el país que registra el calentamiento más acelerado en América Latina y el Caribe, advirtió la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En 2023, el país registró un incremento de 0.88 grados Celsius en su temperatura media respecto al promedio del periodo 1991-2020, y de 1.58 grados respecto al periodo 1961-1990 -por 0.82 y 1.39 grados, respectivamente, a nivel regional-, detalló en el informe Estado del Clima en América Latina y el Caribe 2023, presentado este miércoles.

«Los datos de estaciones en 2023 con respecto a 1991-2020 ponen de manifiesto anomalías positivas, de entre +1 °C y +3 °C, en la región central de México y la península de Yucatán», precisó.

El clima de la región, rodeada por los océanos Pacífico y Atlántico, explicó, está influenciado en gran medida por las temperaturas superficiales del mar y los fenómenos de acoplamiento atmósfera-mar a gran escala conexos, como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

En 2023, expuso, se desarrolló un episodio intenso de El Niño que produjo un calentamiento del Pacífico ecuatorial oriental, el Atlántico norte y el Golfo de México.

«La temperatura media de 2023 en América Latina y el Caribe fue la más alta jamás registrada», remarcó.

La OMM resaltó también la sequía del año pasado en diversos puntos de la región, y en particular en México.

Las precipitaciones, detalló, fueron inferiores a lo normal -entre un 20 y un 60 por ciento- en casi todo el país, con algunas excepciones, como Baja California y la península de Yucatán.

«A finales de septiembre, casi el 60 por ciento del territorio de México, principalmente el centro y noroeste del país, se vio afectado por una sequía severa y extrema. En estados como Durango, San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo se detectó, durante el segundo semestre del año, una sequía excepcional (la máxima de las cinco categorías de intensidad de las sequías)», afirmó.

«El año más seco en México del que se tienen datos (los registros empezaron en 1941) fue 2023. A finales de septiembre, la sequía ya afectaba al 76 por ciento del país, siendo particularmente extrema en gran parte de las zonas centro y norte».

Al presentar el informe, la Secretaria General de la OMM, Celeste Saulo, dijo que 2023 fue un año en el que los peligros climáticos batieron récords en América Latina y el Caribe, y puso énfasis en el impacto del huracán «Otis» en México.

«Durante el segundo semestre de 2023, las condiciones asociadas al episodio de El Niño impulsaron los registros de calor hasta niveles sin precedentes y exacerbaron numerosos fenómenos extremos. Este hecho se sumó al aumento de las temperaturas y al incremento de la frecuencia e intensidad de los peligros causados por el cambio climático debido a la actividad humana», aseveró.

«El huracán Otis se intensificó rápidamente antes de tocar tierra. Azotó la ciudad mexicana de Acapulco como devastador huracán de categoría 5 y ocasionó decenas de víctimas mortales y daños valorados en varios miles de millones de dólares».