Las altas temperaturas que se presentan en esta temporada pueden dañar la salud de las personas adultas mayores y provocar desde deshidratación leve hasta golpe de calor, así lo señaló la ex presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, Carolina Bernal López.
La especialista comentó que los adultos mayores de 65 años son especialmente vulnerables ya que a medida que se envejece, la capacidad para regular la temperatura corporal se reduce. Del mismo modo, también disminuye la percepción de sed, por lo que los abuelos no sienten la necesidad de beber y ello hace que puedan llegar a deshidratarse.
Bernal López dijo también que algunos medicamentos pueden provocar como efecto secundario la incapacidad de regular adecuadamente la temperatura corporal en los días más calurosos y algunos diuréticos causan deshidratación. Cuando la temperatura del cuerpo rebasa los 41 grados, se puede producir un shock térmico, comúnmente llamado golpe de calor. “Si este no se trata, el afectado puede llegar a sufrir un fallo multiorgánico al dejar de funcionar diversos órganos”.

SÍNTOMAS DEL GOLPE DE CALOR
· Aceleración del pulso, confusión y desorientación
· Piel muy caliente, enrojecida y seca
· Náuseas, escalofríos
· Dolor de cabeza
· Boca pastosa, sin salivación
· Se puede llegar a perder el conocimiento
·

“Es muy importante que los adultos mayores ingieran una cantidad suficiente de líquidos para evitar un golpe de calor, que de presentarse pueden hasta fallecer, por lo que deben acudir inmediatamente a atención médica…” Carolina Bernal, Geriatra

¡Participa con tu opinión!