Carlos Alberto Velázquez
Agencia Reforma

CDMX.- Desde el Gran Premio de Japón 2023 (celebrado en septiembre pasado) hasta la carrera de 2024, la escudería Ferrari ha reducido en 6 décimas de segundo la diferencia con Red Bull.
Con este dato, la Scuderia confirma que es la única que puede rivalizar cara a cara con el equipo de bebidas energéticas en esta temporada.
En menos de seis meses, la brecha se ha reducido y el monoplaza SF-24 ha recuperado 1.8 segundos con respecto al SF-23 del año pasado, el cual sufría en las curvas de media y alta velocidad debido a la falta de carga aerodinámica y la degradación de sus neumáticos por el desequilibrio que presentaba ese auto. El SF-23 logró apenas un cuarto lugar con Charles Leclerc y un sexto lugar con Carlos Sainz Jr. en la carrera japonesa.
Las deficiencias que tenía el Cavallino Rampante en ese entonces han desaparecido en las primeras cuatro fechas de la temporada 2024 de la Máxima Categoría.
La recuperación de 6 décimas en la velocidad delta con respecto al monoplaza RB20 del equipo campeón se logró en las curvas de media velocidad en el circuito japonés, donde demostraron una plataforma aerodinámica más estable que permitió a los pilotos tener un auto manejable y predecible, llevando a Sainz Jr. al último peldaño del podio y a Leclerc al cuarto lugar.
«En carrera somos fuertes desde el inicio del año y el feeling es bueno. Por eso estoy muy contento, pero no estoy satisfecho con el cuarto puesto. Si lo estuviera, debería quedarme en casa», dijo Leclerc, quien no ha bajado del Top 4 en este 2024, con un segundo lugar, dos terceros y un cuarto.