Desde la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), Aguascalientes ha enfrentado dos situaciones potenciales de huelga internacional, influenciadas por la participación de sindicatos extranjeros. Estos incidentes fueron mitigados gracias a la cooperación entre diversas instancias gubernamentales y la eficacia de los acuerdos alcanzados, que han facilitado una comunicación más efectiva.
Gregorio Zamarripa, director del Centro de Conciliación Laboral, destacó la importancia de la coordinación entre el Gobierno Estatal y los organismos federales. Este esfuerzo conjunto ha sido clave para abordar las complejidades que introduce el T-MEC, permitiendo a Estados Unidos y Canadá presentar quejas contra empresas mexicanas con base en una presunción inicial.
Zamarripa subrayó que la colaboración efectiva ha prevenido que estas situaciones evolucionen a huelgas formales, preservando así la estabilidad y armonía laboral en la región.
Aguascalientes continúa comprometido con la mejora continua de sus protocolos de respuesta ante conflictos laborales internacionales, con el objetivo de proteger tanto los intereses de los trabajadores como los de las empresas bajo las regulaciones del T-MEC.
El caso más reciente involucró una queja internacional relacionada con la empresa Teclas, que se resolvió con el reconocimiento de la Embajada de Estados Unidos y del Departamento de Comercio y de Trabajo de ese país. Esta resolución se sumó a otras investigaciones que fueron supervisadas de cerca por las autoridades.
Ante estos retos, el Gobierno del Estado y la Secretaría del Trabajo a nivel nacional están finalizando un convenio para mejorar la coordinación y el intercambio de información sobre estos casos. Este esfuerzo busca mantener la estabilidad y armonía laboral, aspectos cruciales para atraer y retener inversiones extranjeras.