Ante el incremento en el número de casos positivos por COVID-19, registrado a lo largo de las últimas semanas en la entidad, lo que además ha ocasionado un alza en los servicios médicos especializados para la atención de la pandemia, el sector comercial expresó su preocupación ante la posibilidad de que los indicadores epidemiológicos pudieran cambiar y en consecuencia comenzar nuevos periodos de confinamiento.

El presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Humberto Martínez Guerra, detalló que están en la expectativa del comportamiento que se pudiera dar por COVID-19, pues a pesar de que la vacunación ha transcurrido de buena manera y de que los establecimientos han continuado con la implementación de las medidas sanitarias correspondientes, existe incertidumbre sobre lo que pueda presentarse en corto tiempo. Agregó que el enfrentar un nuevo periodo de confinamiento, resultaría catastrófico para los establecimientos que lograron sobrevivir con esfuerzo, a los momentos más críticos durante la pandemia, por lo que exhortó a la población a seguir contribuyendo con las medidas de auto cuidado. El líder del comercio formal en la entidad precisó que incluso con la finalidad de reducir mayores riesgos a la salud, estarían dispuestos a apoyar en su momento la posibilidad de que el esquema de vacunación anti-COVID sea requisito para que las personas puedan ingresar a los establecimientos.

“Desde luego toda medida que contribuya a evitar mayores riesgos a la salud y al dinamismo económico será respaldado por la Canaco, seguimos trabajando con las medidas sanitarias, damos facilidades a los trabajadores para que se vacunen en sus turnos, es decir, debemos seguir siendo facilitadores. Ojalá la pandemia sea controlada y evitemos nuevos periodos de cierres, sería para muchos una etapa crítica encaminada a la desaparición”, externó.