La aparición de la nueva variante de COVID Omicron en Sudáfrica es un llamado de alerta a la población de México y Aguascalientes de que la pandemia aún está muy lejos de terminar, en tanto no disminuya la movilidad, la gente se vacune y no relaje las medidas universales de protección, advirtió el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

El especialista señaló que la población debe estar en alerta ante esta nueva variable de COVID y el repunte de nuevos casos que se está dando en Europa y donde muchos países están indicando nuevamente un confinamiento.

Advirtió que ante la etapa del año que estamos por vivir con reuniones familiares, festejos e incluso eventos masivos que ya se han comenzado a vivir en Aguascalientes, lamentablemente no nos muestran un escenario muy favorable y no se tiene una garantía ni una condición que diga que México y Aguascalientes van a quedar exentos de un repunte, si esto está sucediendo en otros países o en otros lugares geográficos.

Incluso dijo que Estados Unidos ya está detectando también un incremento de casos, a pesar de su fácil acceso a la vacunación y a su elevado porcentaje de gente vacunada, “lo cual nos dice que nosotros tenemos que estar en alerta porque existe una posibilidad muy importante de que hacia finales del año o principios del próximo estemos en un ascenso de la pandemia, lo cual va a depender mucho nuevamente de nuestra conducta”.

Estableció que la presencia de las nuevas variantes de COVID en distintas partes del mundo, es un círculo vicioso que no estamos aprendiendo a romper, que se está manteniendo y lo único que lo va a controlar es mediante la disminución de la movilidad social, ya que si bien las vacunas mitigan la crisis de la pandemia, no son la solución, por lo que para mitigarla, cada uno de nosotros debe cuidar su metro cuadrado, respetar las medidas de protección y vacunarse.

Destacó que el sectorizar la vacuna, como lo hace el Gobierno Federal, es una estrategia que limita mucho y a estas alturas debería haber una vacunación abierta donde todo aquel que se quiera vacunar, lo pueda hacer sin necesidad de que haya aglomeración de personas en los centros de vacunación. “Deberían abrirse más centros de vacunación y anunciar cuántas vacunas hay en cada uno para evitar que la gente se aglomere. El sistema debería ser más sensible a las necesidades de la población”.

¡Participa con tu opinión!