Leonor Vásquez Marín, presidenta de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas en Aguascalientes (AMASFAC), destacó que los accidentes son la principal causa de reclamos en seguros de gastos médicos mayores, seguidos por enfermedades. Vásquez Marín explicó que, aunque estos seguros cubren una variedad de situaciones, los accidentes representan una amenaza significativa para el patrimonio personal debido a su naturaleza imprevista, que a menudo requiere de recursos económicos inmediatos y puede afectar la estabilidad financiera del asegurado.
Aclaró que, aunque no son mayoría, los accidentes constituyen cerca del 40% de los gastos médicos atendidos por las aseguradoras, incluyendo desde accidentes viales hasta incidentes domésticos, como un resbalón en la regadera que puede resultar en gastos médicos considerables. «Incluso en casa, los accidentes son frecuentes y diversos», comentó.
En cuanto al costo de los seguros de gastos médicos, Vásquez Marín comparó su adquisición con la compra de un automóvil, subrayando la importancia de evaluar las necesidades y el presupuesto personal para elegir la cobertura adecuada. «El seguro puede ser tan robusto en protección como lo permitan tus posibilidades», señaló, enfatizando la necesidad de personalizar el seguro a las capacidades económicas de cada persona.
La presidenta también tocó el tema de la percepción de los seguros como un gasto y no como una inversión en protección. Mencionó que, tras la pandemia, la contratación de seguros disminuyó no por desconocimiento, sino porque la gente dejó de temer a los riesgos. Sin embargo, ahora están reconsiderando esta visión, viendo el seguro como un gasto necesario.
Finalmente, reiteró que la función esencial de un seguro es transferir el riesgo a una entidad capaz de manejarlo, ofreciendo tranquilidad y protección financiera al asegurado.