José de Jesús López de Lara

Fueron dos los motociclistas muertos en el accidente automovilístico registrado el pasado domingo por la noche en el municipio de Cosío, luego que el acompañante del conductor de la moto también falleció mientras se encontraba recibiendo atención médica en el Hospital General de Rincón de Romos.
Fue a las 22:50 horas de antier cuando se reportó que en la carretera estatal No. 62 que conduce al poblado de Santa María de la Paz, en el municipio de Cosío, se había registrado un desigual choque frontal entre una motocicleta y un automóvil, además de que había personas lesionadas.
De inmediato se trasladaron al lugar del accidente los policías preventivos de Cosío, policías estatales y una ambulancia del ISSEA.
Fue a la altura del kilómetro 2+000 donde se encontró tirados sobre el asfalto a dos personas del sexo masculino, aunque lamentablemente uno de ellos ya había muerto. Se identificó como Ian Rogelio, de 20 años.
Por tal motivo se procedió a auxiliar a su acompañante de nombre Alexis Abisai, de 19 años, quien se encontraba gravemente herido, por lo que de inmediato fue trasladado al Hospital General de Rincón de Romos a recibir atención médica, aunque lamentablemente minutos después de su ingreso también murió.
Se estableció que al momento del accidente ambas víctimas viajaban en una motocicleta marca Italika color rojo y placa de circulación de Aguascalientes, que era conducida por Ian Rogelio. Al llegar a la altura del kilómetro 2+000 de la carretera estatal No. 62, fueron impactados frontalmente por un automóvil Nissan Áltima, modelo 1994, color azul y placas de circulación del estado de Zacatecas, que era conducido por un joven identificado como Oliver Iván, de 19 años, quien fue detenido en el mismo lugar de los hechos.
Se estableció que el coche se desplazaba en sentido contrario y repentinamente el conductor perdió el control e invadió el carril por donde circulaba la motocicleta, lo que provocó que se impactaran frontalmente. A fin de realizar las diligencias correspondientes, se trasladaron al municipio de Cosío el agente del Ministerio Público de Hospitales, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI y personal de la Dirección de Servicios Periciales, quienes trasladaron los dos cadáveres al Servicio Médico Forense.