El gremio taxista de Aguascalientes acepta la resolución de la Coordinacion de Movilidad que mantiene igual la tarifa de este medio de transporte para el ejercicio 2021, pero se valorará el impacto, incluso hizo un llamado a sus concesionarios y choferes a poner su empeño para mejorar el servicio a los pasajeros y de esta manera retenerlos en la preferencia de esta modalidad.

Sin embargo y dados los números rojos con que opera esta modalidad de transporte, una vez que transcurra el proceso electoral del 6 de junio se buscará una reunión con la autoridad estatal para reabrir el diálogo porque las condiciones vigentes de este sector son apremiantes, aseveraron los dirigentes Óscar Romo Delgado y Refugio Eudave Ortiz.

Los taxistas comprenden perfectamente el sentido social del servicio de transporte público, pero de igual manera es indispensable tener claro que la definición de una tarifa no debe ser criterio de una persona o de un líder, tampoco debe ser capricho o necedad de alguien, sino de una necesidad de acuerdo a los costos, insumos y servicios de mantenimiento de los vehículos y de esta actividad.

Óscar Romo Delgado aclaró que siempre ha habido condiciones para que se autorice un ajuste tarifario, pero los criterios son los que no ayudan, es importante que la gente conozca las condiciones financieras y económicas del gremio.

A partir de este jueves 1 de abril, el banderazo queda en 13.50 pesos, el costo por kilómetro es de 3.60 pesos y las caídas tiempo–distancia cada 60 segundos o 250 metros es de 90 centavos.

“Sin embargo, después del proceso electoral se buscará una nueva mesa de negociación y de trabajo con las autoridades de Transporte Público, es necesario un ajuste tarifario para este mismo 2021 en beneficio de todos los involucrados o bien se deberá avanzar en un subsidio gubernamental para todas las modalidades”, recalcó Refugio Eudave Ortiz.