Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Guardia Nacional opera desde julio de 2019 con la tropa del Ejército y de la Marina… al 100 por ciento.
En un reporte actualizado a junio pasado, de los elementos que integran el escalafón más bajo de «guardias» 42 mil 589 pertenecen a las fuerzas armadas y sólo uno es civil.
El resto de los 99 mil efectivos militares y civiles que hasta el corte integran al personal operativo, se ubican en grados de sub agentes, agentes, agente mayor, suboficial, oficial, segundo subinspector y primer subinspector.
Los mandos de la Sedena se posicionaron en rango de Inspector General (más alto del escalafón) mientras que los civiles tomaron trincheras en los mandos medios (Inspector Jefe e Inspector).
El reporte establece que existen 762 altos mandos civiles en la GN, 291 mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 10 de la Marina.
Esto, explicaron fuentes oficiales, se debe a que la mayor parte de los elementos civiles de la GN tienen grados superiores de escolaridad.
De los aproximadamente 21 mil efectivos que pasaron de la Policía Federal a la nueva institución, 17 mil cuentan con Bachillerato, Técnico Superior o Licenciatura terminada.
En tanto de los 61 mil elementos operativos de la Sedena que fueron asignados a la GN, 59 mil cuentan apenas con Bachillerato o Secundaria terminados.
En el caso de la Marina de los 16 mil 700 efectivos enviados a la GN, unos 14 mil reportan el Bachillerato y Secundaria concluidos.
«Las fuerzas armadas aportan la tropa, los mandos medios, que es el personal que está en las calles, por decirlo así, pero en los temas de la investigación, el tema antidrogas, trata de personas, de órganos, ciberseguridad, seguridad regional (carreteras) y temas como las puestas a disposición o cumplimentar órdenes de aprehensión, la realiza personal civil», dijo a REFORMA un ex mando de la PF, ahora en la GN.