La combinación de perfiles académicos y quienes ejercen su actividad profesional en el sector productivo, dentro de la plantilla de profesores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, propicia una mejor preparación de los estudiantes, afirmó el presidente de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la UAA, Jorge Rangel Magdaleno.
Resulta fundamental contar con un cuerpo académico sólido, dedicado al análisis del conocimiento científico y enfocado totalmente en áreas que requieren estudios de maestrías y doctorados, los cuales implican un enfoque en tareas de investigación y docencia, señaló.
Explicó que los estudiantes se benefician de la especialización de los maestros que les imparten clases, así como de aquellos que combinan la docencia con su área profesional desde una perspectiva práctica.
Subrayó que la institución ha registrado avances en la conformación de docentes especializados con niveles de doctorado, quienes incluso pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores. Indicó que la proporción de horas dedicadas a la docencia por parte de un docente es muy variable, considerando que algunos pueden tener hasta 40 horas a tiempo completo, mientras que existen maestros de asignatura que pueden impartir hasta 20 horas de clases.
Argumentó que hay casos de maestros que, además de tener una carga completa de horas clase, deben cubrir algunas responsabilidades como parte de sus obligaciones en sus centros académicos o tareas adicionales asignadas.
Rangel Magdaleno destacó que alternar la docencia con el campo laboral facilita una actualización del conocimiento, beneficiando tanto a los docentes como a los estudiantes.
Finalmente, mencionó que la plantilla docente tiene la posibilidad de acceder a estímulos económicos conforme profundizan su especialización en actividades de investigación y proyectos específicos que impulsan programas sociales apoyados por la academia.