Un hombre originario del Estado de México se encuentra sujeto a investigación, debido a que aparentemente intentó abusar sexualmente de una niña de 11 años, mientras se encontraba en una fiesta a la cual había sido invitado.
El sospechoso de abuso sexual que fue detenido por policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, fue identificado como César Augusto, de 32 años, originario de la ciudad de Toluca, Estado de México y quien ya se encuentra a disposición de la agente del Ministerio Público de la Unidad de Atención Integral a la Mujer.
Su captura se registró el domingo a las 05:00 de la mañana, en el interior de una vivienda ubicada en la calle Albizia, en el fraccionamiento Albería. Una mujer de 33 años relató que había organizado una reunión con varios amigos en su domicilio, a la cual asistió César Augusto.
Agregó que todos ellos se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas, cuando en determinado momento se dio cuenta que su amigo no estaba en la sala, por lo que fue a buscarlo y lo sorprendió en la habitación de su hija de 11 años, que se encontraba dormida, a la cual le estaba realizando tocamientos obscenos.
Señaló que el sospechoso intentó abusar sexualmente de su hija, pero no logró hacerlo tras ser descubierto. Y aunque quiso escapar, sus otros amigos lo retuvieron hasta la llegada de los policías preventivos.