Las corporaciones de seguridad pública, seguidas de las instituciones educativas, son las que más quejas tienen ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, según afirmó su presidenta, Yessica Janet Pérez Carreón.
Comentó que, al cierre del año pasado, la CEDHA recibió un total de 716 quejas, lo que representa un aumento del 30% en comparación con el año anterior, mientras que en lo que va del año van cerca de 200. «Este aumento nos motiva, ya que indica que la sociedad está más informada y dispuesta a cuestionar. La cultura de la denuncia está en aumento, reflejando una mayor conciencia sobre la importancia de defender los derechos humanos».
Según Pérez Carreón, las quejas contra las corporaciones de seguridad pública, incluyendo la policía municipal, ministerial y estatal, representan la mayoría de los casos reportados, donde los problemas incluyen violencia policial, uso indebido de la fuerza y discriminación, entre otros.
Asimismo, dijo que las instituciones educativas, como escuelas primarias y secundarias, también enfrentan un número significativo de quejas, cuyas preocupaciones incluyen casos de discriminación, acoso escolar, negligencia en la atención a los alumnos y situaciones que afectan el libre desarrollo de la personalidad.
Por lo anterior, señaló que la Comisión está comprometida a abordar estas preocupaciones de manera efectiva. La ombudsperson destacó que la comisión trabaja en estrecha colaboración con las autoridades pertinentes para buscar soluciones, ya sea a través de gestiones, quejas o recomendaciones. Además, se brinda asesoramiento y orientación a las personas que desconocen cómo proceder en casos de violaciones a sus derechos.
Asimismo, hizo un llamado a la acción, instando a las personas a no dudar en acercarse a la Comisión en caso de necesitar ayuda u orientación. Enfatizó que los servicios de la CEDHA son gratuitos y que dicha instancia está comprometida a ayudar a todas las personas que enfrentan dificultades en el ejercicio de sus derechos humanos.