De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020, Aguascalientes cuenta con casi 145 mil 400 personas adultas mayores a partir de los 60 años en adelante. Y de esa población 51 mil 400 son atendidos directamente por el Instituto de Servicios de Salud del estado, al no contar con derechohabiencia en el IMSS e ISSSTE.

Gregoria Gómez Hernández, coordinadora estatal del programa de Salud al Adulto y Anciano del ISSEA, aseveró que el objetivo es que las personas mayores de 60 años tengan un envejecimiento saludable, que hagan sus actividades que les agradan con una adecuada calidad de vida.

Este programa detecta enfermedades más prevalentes en esta población como la depresión, la alteración de la memoria, incontinencia urinaria, síndrome de caídas, crecimiento prostático y la osteoporosis.

El envejecimiento demográfico aún no muestra la magnitud observada en las regiones más desarrolladas, aunque en las próximas décadas tenderá a ser un contexto que gradualmente tomará fuerza, lo que invita a reflexionar y a diseñar políticas públicas que mejoren la calidad de vida de la población que transita o transitará por esta etapa de vida.

Especialistas en la materia de la COESPO argumentan que “el envejecimiento demográfico se convierte en un problema social cuando va acompañado de pobreza, enfermedad, discapacidad y aislamiento social”.

Por su lado, el Congreso del Estado acumula 14 iniciativas de ley referentes a los adultos mayores, las cuales fueron promovidas por la 64 Legislatura del Estado, y hasta el momento sólo existe una iniciativa presentada por la 65, aunque todavía mantiene un estatus de pendiente, dentro de la Ley de protección especial a este sector de la población.

De las 14 iniciativas de la anterior legislatura, 6 tienen decreto aprobado, 7 siguen pendientes de resolución y 1 fue enviada a archivo definitivo. De las iniciativas avaladas se relacionan con órdenes de protección, que las instituciones públicas y privadas, casas hogar, albergues, residencias de día o cualquier otro centro de atención a las personas adultas mayores, deberán ajustar su funcionamiento a lo dispuesto con las normas oficiales mexicanas.

¡Participa con tu opinión!