El presidente del Centro Comercial Agropecuario, Gerardo Palomino Macías, reportó que actualmente existe un estancamiento en la comercialización de productos de la canasta básica y en una diversidad de giros, y cuando eso ocurre, los comerciantes abaratan el producto y en otros momentos lo donan a la sociedad.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente del Consejo de Administración mencionó que al cierre de julio pasado las ventas estaban a un 40% de la capacidad instalada, urge que vuelvan los tiempos escolares para estimular el consumo de alimentos que cuidan más la nutrición de los niños y de los jóvenes.
Señaló que el estancamiento se deriva de la pandemia sanitaria, por la abundancia de productos locales y regionales, lo cual ha perjudicado en lo general al sector comercio, ya que los clientes no han fluido como se quisiera.
En cuanto a los precios, apuntó que se puede encontrar de toda una variedad y va acorde a los productos de temporada o no, se pueden encontrar alimentos de diversas calidades y el kilogramo de jitomate se puede hallar a 12 o 10 pesos, así como a siete pesos, aunque el valor promedio general podría oscilar en los diez pesos.
“Por la humedad en el ambiente no se han podido subir precios porque hay abundancia de alimentos y ahorita hay estancamiento de productos que no se vendieron en semanas pasadas como son las cebollas, jitomates, chiles y una diversidad de legumbres y frutas”.
Por último, Gerardo Palomino Macías precisó que los meses de julio suelen ser la peor temporada para la venta de productos perecederos, pero finalmente se ha terminado y se confía en la reactivación de este mercado.