MADRID, España.- ¿Cuánto de verdad y cuánto de ficción hay en The Crown? A pesar que las tres temporadas anteriores tuvieron varias licencias artísticas, con sus consecuentes errores cronológicos, la cuarta temporada ha sido la que más ha llamado la atención en este aspecto. Estos son algunos de los errores históricos o inexactitudes más destacables.
El primer episodio muestra cómo la relación entre el Príncipe Carlos y su tío abuelo no pasaba por su mejor momento.
Sin embargo, no hay constancia de que existió algún conflicto ni de que lord Mountbatten hubiera enviado una carta antes de fallecer. Además, aunque parece que pereció en la explosión de su embarcación, en realidad fue rescatado con vida y murió antes de tocar tierra.
También, para añadirle presión a la situación de Thatcher, la serie hizo coincidir la desaparición de su hijo Mark con el inicio de la Guerra de las Malvinas.
Lo sucedido con su vástago comenzó el 9 de enero de 1982, mientras que la Guerra de las Malvinas fue casi tres meses después.
Asimismo, que Isabel II y Margaret Thatcher no se llevaron bien es un secreto a voces. Sin embargo, en el octavo episodio, se muestra que la monarca ordenó filtrar a la prensa su desacuerdo con la Primera Ministra.
Lo cierto es que el Palacio de Buckingham siempre ha negado ser fuente de la noticia. Incluso Robert Hardman, biógrafo oficial de Thatcher, rechaza que la Reina cometiera tal imprudencia. (Cortesía Europa Press/Agencia Reforma)