Ante la urgente necesidad de mejorar la atención y el servicio a las personas adultas mayores usuarias de servicios financieros, la Condusef y la Asociación de Bancos de México suscribieron un decálogo encaminado a resolver esta problemática, porque de los 54 millones de personas que tienen al menos un producto financiero, los adultos mayores representan el 15.4% y del total de las controversias recibidas en esta Comisión, el 31% es presentado por este grupo de la población.
El decálogo que plantea, entre otros aspectos, respetar los derechos y la dignidad de las personas adultas mayores, ofrecer un modelo de atención específico, desarrollo de productos y servicios financieros para este sector e incluso ofrecer educación financiera práctica y mejora en los servicios telefónicos que ofrecen los Call Center.

AMENZAS POR TODOS LADOS
La Condusef ha identificado que las tres principales amenazas para la salud financiera de las personas adultas mayores son:
· Las que vienen en algunos casos de su propio entorno, incluso familiar.
· Los de la delincuencia, que los considera más vulnerables para cometerles un fraude.
· En algunos casos, falta de ética y lealtad de funcionarios de instituciones financieras.

LEJOS DE LA ERA DIGITAL
De acuerdo con información del INEGI, del total de adultos mayores, son usuarios de internet:
· 21% de los que tienen entre 60 y 64 años
· 13% de 65 a 69 años
· 9% de 70 a 74 años
· 7% de 75 a 79 años
· 4% de los que tienen 80 o más años.

FUERA DE LA JUGADA
Factores que contribuyen a la exclusión financiera de las personas mayores:
· Baja capacidad digital
· Poca “alfabetización financiera” vigente
· Deterioro cognitivo y físico
· Aislamiento social
· Dependencia de una sola renta fija, pensión o anualidad
· Dificultad para acceder a asesoramiento financiero
· Falta de productos financieros para su grupo de edad
· Dependencia en los miembros de la familia
· Desconfianza en profesionales financieros

Durante 2019, año previo a los efectos de la pandemia, las controversias de adultos mayores presentaron un incremento de 4%, mientras que las de jóvenes y adultos, decrecieron en 16% y 10%, respectivamente. En 2020 y hasta julio de este 2021, la proporción de reclamaciones de los adultos mayores se ha mantenido en casi 33%.

FUENTE: José Antonio Mejía Lozano, titular de la unidad de atención de la Condusef en Aguascalientes.