Lorena Becerra y Francisco Ortiz
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De los 256 municipios denominados “de la esperanza”, 175 se encuentran en Oaxaca. Esta entidad ha realizado un total de mil 348 pruebas desde que inició la pandemia pero en sus municipios próximos a reabrir solamente se han hecho 35 pruebas.
A pesar de la escasez de pruebas, la letalidad en esa entidad es mucho más alta que la nacional, 17 por ciento y 11 por ciento, respectivamente.
Entre el total de los 256 municipios que se distribuyen en 14 entidades, se han realizado 190 pruebas.
De estos, seis estados son de los que menos pruebas han hecho en el País: Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Guerrero y Puebla.
El promedio de pruebas para estas 14 entidades es de 88 por cien mil habitantes mientras que el promedio nacional es de más del doble.
El estado que más pruebas ha realizado es Nuevo León, con 165 pruebas por cien mil habitantes. Pero si lo comparamos con la Ciudad de México, que es la demarcación con mayor número de pruebas -490 por cien mil habitantes- el estado del Norte se queda corto.

Juquila no se abre
“Mantendremos cerrado el Santuario de Juquila uno o dos meses más”, asegura Francisco Zárate, Presidente Municipal de Santa Catarina Juquila, localidad oaxaqueña, con 16 mil habitantes, integrada en los “municipios de la esperanza” y cuyo principal riesgo son los fieles que visitan el Santuario.
“Lo que le digo a los amigos comerciantes y a los hoteleros es que de nada nos servirían unos pesos en la bolsa si no hay salud”, dice el Edil petista.