Daniel Santiago Cruz
Agencia Reforma

Luego de meses en que la presencialidad había ganado terreno en la mayoría de las escuelas de Nuevo León, según reportes oficiales, en la reanudación de clases de hoy durante la cuarta ola de Covid-19 pinta de nuevo un mapa dominado por la educación a distancia.

Ante el llamado del Gobierno estatal a clases en casa, de manera híbrida o mixta, varios centros educativos se mantendrán en línea, al menos durante esta semana, con miras a migrar a la presencialidad a partir del siguiente lunes o en cuanto las condiciones epidemiológicas lo permitan.

Y aunque el Estado pidió ayer mantener las escuelas abiertas para recibir a niños cuyas familias decidan de forma voluntaria enviarlos, no todos los centros podrán hacerlo.
Medida propicia desorden
Entrevistados por EL NORTE, directivos dijeron que no abrirán debido a que esperan que muy pocos estudiantes acudan a las aulas, además de que no cuentan con los insumos para cumplir con protocolos de higiene ni con la conexión a internet lo suficientemente fuerte para ofrecer clases desde el aula.

«La postura de todos los inspectores es ‘no presencial'», advirtió una inspectora a cargo de seis primarias en Monterrey, «porque los papás no los van a mandar.

«Nos piden que estén los maestros en la escuela, pero van a ir seis, siete alumnos: ¿qué van a hacer los que se quedan en casa? Los maestros van a estar dando clases a distancia, desde sus casas, así lo marcamos todos los inspectores».

Sus cerca de 70 maestros, de los que unos 11 tiene Covid, darán clases en línea.
Conforme avanzó la pandemia muchos profesores acumularon experiencia en esta modalidad.

Luis Carlos Villalpando, director de la Primaria 13 de Septiembre, al sur de la Ciudad, dijo que arrancar hoy con clases en línea es para para asegurar la mayor atención posible de sus estudiantes.

«Dejarlo a consideración (de los papás la asistencia presencial) es propiciar que haya maestros en la escuela sin atender niños o maestros en la escuela atendiendo a unos cuantos niños; eso propicia un desorden desde mi punto de vista.

«No vamos a medias, esto es para intentar asegurar una mayor cobertura», señaló el directivo.

Algunos colegios también irán sólo en línea en estos primeros días, como el American School Foundation de Monterrey, el Americano Anáhuac, y el Euroamerican School.

En este último, hay una veintena de casos confirmados y sospechosos de Covid, de maestros y familias.

«Un modelo híbrido exige recursos humanos, y mi nivel de contagios es tal que me impide operar de una manera efectiva en híbrido», dijo el director Darío Villota. «No hay ninguna persona más interesada en abrir presencial que nosotros los maestros, pero para estar en el colegio lo más pronto posible tenemos que darnos un tiempo para que nuestros maestros se recuperen y puedan volver al 100.

«Esta es una situación extraordinaria. No estamos no abriendo porque tenemos miedo de contagios, no estamos abriendo porque nuestro personal docente está sufriendo las consecuencias de Covid».
Cambio de señal
Después de que en diciembre cerca del 95 por ciento logró regresar a la presencialidad con un aforo libre según la Secretaría de Educación, ante la cuarta ola de contagios el Estado instruyó el jueves a que el regreso fuera mixto, con un aforo máximo del 50 por ciento.

Sin embargo, al arreciar durante el fin de semana la detección de casos de Covid-19, que ayer llegaron a 4 mil 679 en el reporte oficial, las autoridades anunciaron un ajuste en el que no hay un aforo recomendado.

En cambio, el regreso presencial será voluntario para las familias, mientras que las escuelas deberán estar listas para recibir a los estudiantes presencialmente o atenderlos a distancia en algún modelo híbrido o mixto.

Algunas escuelas consultadas apostarán desde un inicio por la presencialidad limitada.

«Iniciaremos mixto a reserva de la cantidad de alumnos que se presenten, vamos a esperar a ver la reacción de los padres», dijo una subdirectora de una secundaria en Escobedo.

En la Secundaria Jaime Torres Bodet las clases serán en línea, pero con los maestros conectados desde su aula.

Colegios como el American Institute of Monterrey, el Liceo de Monterrey, el Nezaldi y el Anglia abrirán en híbrido.

«La decisión del Gobierno subraya que la educación es esencial, así como también el derecho de los padres de decidir enviar o no a sus hijos al colegio», dijo Elizabeth Huergo, directora del AIM.

«Esperamos que asistan alumnos, aunque también pensamos que habrá padres que prefieran tomar clases virtualmente».

Hortensia Prieto, del San Roberto International School, comentó que durante esta semana se realizaron pruebas PCR de Covid a estudiantes y profesores.

«Para poder ir presenciales tienen que haber salido negativos en una prueba PCR», indicó. «Estamos convencidos que la educación presencial es necesaria, por eso estamos haciendo las pruebas para asegurarnos de que todos van a estar seguros».

Mariali Cárdenas, integrante del colectivo Niñez Esencial, aplaudió el anuncio de ayer del Gobierno estatal.

«Abramos los ojos a la realidad de rezago, de daño mental, de la violencia intrafamiliar que han soportado. No todos tiene posibilidad de elegir, la pobreza ha marginado a miles de niños y niñas.

«Los que tengan otras oportunidades pueden tomar decisiones según su caso, pero lo valioso de las indicaciones presentadas hoy (ayer) por el Gobernador, la Secretaria de Salud y de Educación es que se está resguardando a los más desfavorecidos y ese es su deber».

¡Participa con tu opinión!