Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) permitirá que se revisen sus instalaciones y accedan a sus archivos relacionados con la llamada Guerra Sucia.
Durante un acto en el Campo Militar número 1 y ante familiares de desaparecidos, el Mandatario dijo que la instrucción es que no se oculte nada, que toda la información con la que cuente el Ejército sea puesta a disposición de la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia de los Hechos Ocurridos entre 1965 y 1990.
«Estamos en un acto muy lleno de significado y de dolor, pero también es un acto de esperanza, es un acto, para buscar entre todos cerrar una etapa negra, de dolor y sufrimiento y dar inicio a una etapa nueva», dijo.
Sin embargo, el Presidente aclaró que la responsabilidad última de actos realizados por el Ejército es de las autoridades civiles, pues los soldados sólo recibieron órdenes.
En tanto, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, informó que la Comisión y la Sedena acordaron un plan para que los investigadores accedan a instalaciones militares en varias entidades del país.
La Comisión, añadió, podrá entrevistar a militares activos o en retiro que tengan información sobre los hechos.
El titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, dijo que este acuerdo refleja el compromiso de las Fuerzas Armadas con la reconciliación y el derecho a la verdad.
Ante militares presentes entre el público, Sandoval dijo que el Ejército siempre se ha subordinado al poder civil y que fue el Estado mexicano el que en los años 60, 70 y 80 decidió retomar acciones para preservar la seguridad.
En esos hechos, lamentó, hubo personas que fueron víctimas de acciones que se apartaron de la legalidad.

¡Participa con tu opinión!