En abril podría agudizarse la propagación comunitaria del coronavirus en México, por lo que es importante que la población adopte medidas preventivas, además de las recomendaciones de las autoridades de salud para evitar contagios, así lo señaló el médico infectólogo e internista, Francisco Márquez Díaz.

El también ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes comentó a El Heraldo que es importante que la gente entre en una fase de estimulación, capacitación y entrenamiento de las medidas básicas de prevención para responder adecuadamente al combate del COVID-19, toda vez que es altamente probable que aparezcan más casos en México hacia finales de marzo o durante abril, luego de que la detección del primer caso importado se dio el pasado 27 de febrero; “entonces los rangos son un poco amplios, de tres a seis semanas para la propagación comunitaria”.

Destacó que actualmente el coronavirus ha aparecido en más de 100 países, incluyendo aquellos en donde sólo tienen un caso detectado y fue por esa razón que la Organización Mundial de la Salud lo decretó como una pandemia a nivel mundial.

Recordó que las medidas adoptadas para combatir la influenza son muy útiles como entrenamiento para prevenir el acceso del coronavirus, donde las personas que tengan síntomas respiratorios, sobre todo de fiebre, malestar general o dolor de cabeza, la invitación es que no acudan a eventos públicos, ni a la escuela para limitar la propagación. “En caso de estornudo o tos, taparse la boca con el antebrazo, lavarse frecuentemente las manos, usar alcohol en gel y para las personas que no están enfermas no se justifica el uso de una mascarilla o de un cubrebocas, porque eso sólo genera desabasto e impacta en los hospitales para la atención de personas enfermas”.

Viajeros que regresan al país, deben reportarse a la Secretaría de Salud del Estado y comunicarse a los teléfonos 449 453 4583, 449 352 0915, 449 105 5974 y 449 453 2225, a fin de que cuando ya esté el coronavirus en una etapa de transmisión comunitaria en México, estas personas no tengan que ir a saturar los servicios de urgencias y seleccionar a aquellos pacientes que por sus factores de riesgo sí tengan que ser valorados.