Promueve el DIF Estatal que la adopción de niños, niñas y adolescentes con situación jurídica resuelta, sea bajo entornos de familias que brinden una adecuada protección, seguridad y se garantice el pleno desarrollo, así destacó la procuradora de Protección de Derechos Niñas Niños y Adolescentes de la institución, Karla Esparza Lazalde.

Comentó que las solicitudes de adopciones ante dicha instancia van en aumento, a la fecha hay 45 parejas que están en lista de espera y hay 20 niños liberados jurídicamente que podrían irse con una familia. Asimismo, afirmó que el trámite no es largo, ya que dura de 4 a 5 meses, una vez que se determina que todo es positivo.

LAS GESTIONES. Indicó que la documentación que se les pide es meramente administrativa para formar un expediente y de ahí pasar a un curso de adopciones a fin de determinar, a través del área de Trabajo Social, si esa pareja es idónea para pasar a lista de espera, a través del Consejo de Adopciones.

“Los requisitos son varios, están en nuestras reglas de operación en el Código Civil, pero yo los invito a que se acerquen a la Procuraduría, al área de adopciones de 8 de la mañana a 4 de la tarde, los podemos atender sin problema y les brindamos todos los requisitos y lo que necesitan para abrir un expediente y hacer todo el proceso”.

CIFRAS

 

LO QUE FRENA. Aclaró que lo que hace larga la adopción entre las parejas, no es el trámite como tal, sino la espera, ya que muchas familias que no pueden tener hijos, generalmente buscan en el DIF adoptar a niños en los rangos de los 0 a 3 o hasta los 4 años de edad y desafortunadamente no hay mucha cultura de adoptar a adolescentes. “De los 20 niños que actualmente tengo liberados jurídicamente, 4 son menores de 8 años y 16 son mayores de 8 años. La situación es qué vamos a hacer con los adolescentes, porque no existen parejas en su solicitud de adopción que quieran a niños en esas edades y por ello la situación de los menores albergados por toda una eternidad o por años, porque no puedo yo reasignarlos a una familia. Esa es la situación actual”.

PENSEMOS EN LOS ADOLESCENTES. Por lo anterior, hizo un llamado a la población a que si buscan adoptar a un niño y brindar ese amor, también consideren el poder acoger a un adolescente cuya situación jurídica esté resuelta, a fin de que no esté viviendo en un albergue; “que no se queden con la mentalidad de que tienen que ser pequeñitos, porque el amor se lo podemos dar a un recién nacido o a algún adolescente; que podamos brindarle un hogar, un techo y por supuesto amor y educación”, finalizó.