Staff
Agencia Reforma

CULIACÁN, Sinaloa.-La apuesta del Gobierno de Sinaloa de mantener el turismo con los comercios y servicios abiertos, sin restricción alguna dejó más de 4 mil contagios en menos de 20 días, la muerte de tres niños, un nivel de riesgo epidemiológico en máximo o rojo, y la propagación de Covid-19 a Durango y Coahuila.
La variante Delta del SARS-CoV-2, considerada de preocupación por su alta transmisión, llegó a Sinaloa con más de 10 personas contagiadas en un barco petrolero que atracó en Mazatlán el 2 de mayo, quienes provenían del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán.
“Hace alrededor de dos meses que tuvimos un barco extranjero (con) hindúes, de 10 a 14 personas, que llegó a Mazatlán y se detectó la variante Delta”, explicó Efrén Encinas Torres, secretario de Salud de Sinaloa.
Después de ese arribo de turistas, quienes estuvieron en contacto con más viajeros y pobladores del Puerto, el virus se propagó de tal forma que por lo menos el 20 por ciento de los casos activos en Sinaloa tienen esa cepa.
La situación no es menor, pues hasta el 18 de julio se tenían contabilizados 50 mil 396 pacientes confirmados acumulados, de los cuales 4 mil 383 son casos activos.
Es decir, por lo menos mil personas han sido infectadas con la variante Delta en Sinaloa, de acuerdo con los datos oficiales ofrecidos por la Secretaría de Salud local.
Esta variante se propagó en todo el territorio sinaloense y ya traspasó fronteras.
El primer estado en notificarlo fue Coahuila, luego de 50 jóvenes reportaron problemas de salud tras viajar a Mazatlán como turistas.
“Aunque se enoje el alcalde de Mazatlán con las declaraciones, esta es una realidad, sin que se señale a los jóvenes que lamentablemente resultaron contagiados, pero esto se debe al descuido de los protocolos en estas ciudades, y hemos detectado a grupos de personas que de manera aislada han dado positivo”, dijo el gobernador coahuilense Miguel Riquelme Solís.
Cuatro días después el gobierno de Durango informó un caso detectado por un joven turista que decidió viajar a Mazatlán.
“Fue aquí en el municipio de Durango, una gente joven que se había desplazado a una playa y se detectó aquí en la ciudad. No puedo dar más datos personales, pero afortunadamente no tiene síntomas graves, pero ya estamos vigilando y localizando sus contactos”, señaló Sergio González Romero, Secretario de Salud de Durango.
“Me han notificado del primer caso detectado en Durango con la variante Delta; tenemos que cuidarnos”, dijo ayer José Rosas Aispuro, Gobernador de Durango, en conferencia de prensa.