Evlyn Cervantes 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 17-Jul.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) inauguró, en el Hospital de Ginecología y Obstetricia número cuatro, su primer banco de leche materna para recién nacidos, que recolectará más de mil litros en lo que resta del año.
Se trata de la primera Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), ubicada en San Jerónimo, que obtuvo la certificación de la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF como Hospital Amigo del Niño y la Niña, informó el Instituto en un comunicado.
La leche materna es de vital importancia para el recién nacido, ya que es la primera vacuna que los protegerá del sobrepeso, la obesidad, así como de las enfermedades crónicas, destacó.
Por ello, la instrucción a médicos y enfermeras de la dependencia es promoverla y erradicar las fórmulas lácteas.
El Hospital atiende recién nacidos de menos de mil gramos que logran una sobrevida de 70 por ciento y ha logrado reducir la mortalidad materno infantil, indicó el IMSS.
El área de urgencias de esta UMAE cuenta con un protocolo denominado “Código 100”, estrategia que brinda atención a la mujer embarazada grave y dispone de un quirófano para su atención inmediata en caso de ser necesario.
En el País, sólo 14 por ciento de las madres amamanta a su bebé recién nacido, por lo que todavía se requiere promover la lactancia materna para evitar infecciones en vías respiratorias, gastrointestinales, muerte súbita y, a largo plazo, obesidad, advirtió el Instituto.
Hasta hoy, la dependencia sólo contaba con lactarios en sus unidades.