Rolando Herrera
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Colegio de Abogados de la Ciudad de Nueva York consideró que las amenazas del Presidente Andrés Manuel López Obrador contra jueces que resuelven en contra de sus proyectos van en contra del derecho internacional de contar con un Poder Judicial independiente.

En un pronunciamiento hecho público este lunes, el Colegio hizo un llamado al Gobierno mexicano y a sus funcionarios a respetar la independencia judicial de manera consistente con el derecho internacional y los compromisos de México en la materia.

«Anunciar públicamente investigaciones en contra de jueces que han dictado resoluciones en contra del Gobierno viola las normas internacionales porque tal conducta socava directamente el respeto y la independencia del poder judicial, intimida a los jueces involucrados y los disuade de desempeñar independientemente sus deberes judiciales», indicó.

El Colegio recapituló las veces que López Obrador y el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, han atacado a los jueces Ramón Lozano Bernal y Juan Pablo Gómez Fierro por otorgar suspensiones relacionadas con litigios de la industria eléctrica.

Además de descalificar el trabajo de los impartidores de justicia, señaló, se ha sembrado sobre ellos la sospecha de actos de corrupción y, de acuerdo con reportes de la prensa mexicana, se han emprendido acciones de investigación financiera, al menos en el caso Gómez Fierro.

«Luego de que el Presidente López Obrador solicitara que se investigara a un juez federal, aunque ostensiblemente independiente del Poder Ejecutivo, el Consejo de la Judicatura Federal abrió una investigación.

«El 1 de mayo, el presidente de la Suprema Corte anunció que la investigación no había encontrado nada irregular. Sin embargo, el mismo día, una periodista mexicana publicó un artículo sobre una investigación que la Unidad de Inteligencia Financiera, una agencia bajo el control del Poder Ejecutivo, estaba llevando a cabo en relación con el juez y la familia del juez», refirió.

En caso de denuncias creíbles de corrupción judicial o mala conducta, consideró, se deben buscar canales apropiados y no políticos, evitando al mismo tiempo las amenazas públicas y abiertas de otras ramas del Gobierno.

«El Colegio de Abogados de la Ciudad de Nueva York se opone a cualquier acción o declaración del Presidente López Obrador o sus partidarios que interfiera indebidamente con la independencia del Poder Judicial en México», enfatizó.

Las amenazas contra los impartidores de justicia, señaló, van en contra del principio básico de independencia judicial, consagrado tanto en la Constitución mexicana como en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos ha desarrollado jurisprudencia que enfatiza la importancia de un Poder Judicial independiente para garantizar el derecho a un juicio justo.