Aboga Alonso por el Cereso femenil

El secretario de Seguridad Pública estatal, Manuel Alonso García, descartó que hubiera habido un intercambio del cuerpo de un bebé por el de otro género a una interna del reclusorio femenil de Aguascalientes que no logró dar a luz, tras la denuncia pública del Observatorio de Violencia Social y de Género.
Sin embargo, informó que se mantiene una investigación en proceso por la Fiscalía General del Estado, así como del área de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Hasta el momento, no se ha identificado que el personal del centro de reinserción social femenil de Aguascalientes hubiera incurrido en alguna negligencia en el embarazo, como lo denunció la asociación civil, manifestó Alonso García.
Se debe aguardar a que se avance en los resultados de las investigaciones en proceso, aunque puntualizó que los médicos tratantes determinaron que el embarazo era de alto riesgo.
Detalló que el caso, registrado durante el año pasado, contó con la atención médica de primer nivel que ofrece internamente el centro de reinserción social, y conforme a los protocolos en los que hospitales públicos de salud colaboran en la prestación de servicios de salud de otros niveles de atención.
El titular de seguridad pública subrayó que se comprobó que el producto correspondía al género masculino, pero lamentablemente no sobrevivió y la propia Fiscalía determinó de manera pericial que el cuerpo correspondía a un masculino.
En ese sentido, manifestó que hay apertura para dialogar con asociaciones y colectivos que refieren estas denuncias, para su seguimiento hasta el cierre de las investigaciones.
Se manejó por parte del padre que se había dado un intercambio, aunque se tienen los esquemas forenses y pruebas biológicas que descartan estos señalamientos, abundó.