J. Bernardo Briones Silva, presidente de la Asociación Ganadera de El Llano denunció el problema del abigeato que padecen los ganaderos de aquella demarcación, lo cual afecta no solo la economía, sino también su seguridad personal y calidad de vida, por lo que esperan que las autoridades respondan de manera efectiva, implementando medidas que puedan mitigar esta situación.

Afirmó que además de la conocida problemática de la sequía, los ganaderos de El Llano se ven obligados a lidiar con otros desafíos significativos que amenazan su sustento y seguridad. «Estamos atravesando por un problema del abigeato. Aquí ya van varios compañeros a los que les han robado animales. De febrero a la fecha pues ya van más de 30 cabezas de ganado que les han robado a los compañeros.»

Briones Silva detalló cómo el robo afecta a diferentes ganaderos, cada uno con pérdidas que varían en magnitud, desde cuatro hasta tres animales. Sin embargo, el impacto emocional y económico es profundo para todos. «Es doloroso para uno y no se llevan solamente becerras, sino que hasta el toro semental se robaron”.

Señaló que la gravedad de la situación los llevó a buscar la intervención de la gobernadora Tere Jiménez quien ya tiene conocimiento de esta situación. «Nos citó en abril pasado, un día nos invitó allí a Palacio de Gobierno y estuvimos platicando con ella y le expusimos nuestras preocupaciones, sin embargo, a pesar de estas reuniones, los robos continúan”.

El presidente de la Asociación Ganadera también mencionó el aumento en la inseguridad personal que acompaña al abigeato. «Preocupa nuestra seguridad, hay casos documentados de ataques de encapuchados armados que despojan celulares y dinero, “por poco matan”.

Briones Silva enfatizó la frustración de los ganaderos frente a la falta de detenciones y justicia. «No han agarrado a nadie» señaló con desesperanza. Ante esta situación, los ganaderos piden mayor acción por parte de las autoridades estatales. «Esperemos que, como dice, que la autoridad también haga su trabajo y que redoblen la vigilancia, es lo que pedimos a las autoridades estatales.»