Pequeños productores de carne son los más afectados por el robo de ganado; y es que a pesar de los trabajos de seguridad implementados por las distintas corporaciones para contrarrestar el abigeato, de enero a julio se han presentado ante la Fiscalía General del Estado más de cien denuncias por el mencionado delito, cifra que a decir del presidente de la Asociación Ganadera de Calvillo, pudiera ser mayor.
Su líder, Sergio Pasillas, expresó que han tenido que extremar precauciones debido a que el abigeato se ha presentado de manera regular, lo que ha dejado desamparados en algunos casos a sus propietarios, quienes por la delincuencia lo llegan a perder todo.
Las cifras oficiales de seguridad precisan que en los primeros 7 meses del año, se han denunciado un total de 115 denuncias ante el agente del Ministerio Público del fuero común, equivalente a 16 robos mensuales, lo cual en caso de seguir la misma tendencia se pudiera superar la cifra de casos de abigeato registrados al corte del año pasado cuando se alcanzaron las 206 denuncias.
El presidente ganadero estimó que la cantidad de afectados por el mencionado delito pudiera ser mayor al reportado de manera formal, al considerar que en muchos de los casos los productores de carne que tienen la desgracia de ser sorprendidos por la delincuencia, prefieren no denunciar los hechos al considerar poco útil acudir a interponer su denuncia.
Sergio Pasillas exhortó a las autoridades a que la vigilancia en las zonas rurales no solamente en Calvillo, sea reforzada y que con ello se evite que la delincuencia siga operando afectando en estos casos a los productores del campo.
“Pudiera la cifra ser menor a lo que sucede, aún cuando comparado a otros años el abigeato sí se ha reducido, aún hay ganaderos afectados por la inseguridad. Son casos donde los dueños de tres cuatro borregos o vacas, pierden una o dos y entonces compromete su patrimonio”, lamentó.