La baja en ventas y los altos cobros de luz, agua y las rentas han hecho que muchas tiendas de abarrotes tengan que ser traspasadas por sus dueños a consecuencia de la pandemia, reconoció el presidente de la Asociación de Abarroteros Unidos, Gilberto López Torres.
Apuntó que en meses pasados los traspasos de tiendas de abarrotes en Aguascalientes llegaron a darse hasta en un 60% en donde era una constante el cambio de dueños, ante lo complicado que se volvió este tipo de negocios para muchos ante la crisis generada por la pandemia. “A raíz de no tener escuelas y que todos dependemos de ellas, mejor optaron por estar traspasando, ya que los dueños decían que eran muchos los gastos de renta aunado a los altos cobros en los recibos de agua y los compromisos que tenían, pues se van sumando y están un poco bajas las ventas”.
Adicionalmente, dijo que otro factor que les está pegando a los abarroteros son los altos cobros de la luz, lo que provoca que tengan que cambiar los refrigeradores de 3 puertas, que es el que se maneja más comúnmente, por uno de una sola puerta, ello con el fin de disminuir el consumo. Además de que hay otros que hacen el sacrificio por colocar paneles solares para que su pago sea fijo. “Buscamos apoyos y varias alternativas para los integrantes de la Asociación de Abarroteros Unidos y ahí vamos pasando la pandemia”.
A pesar de lo anterior, López Torres reconoció que a últimas fechas, las ventas han mostrado una ligera mejoría en un 10%, aunque es notable el estancamiento ante el poco circulante de dinero, el hecho de que no hay escuelas, ni habrá Feria de San Marcos y que las empresas en general no van a dar utilidades. “Ante los empleos perdidos los abarroteros seguimos luchando y pedimos a la gente que no dejen de consumir lo local, porque si se quedan desempleados aquí en nuestras tiendas los recibimos y ya hay quienes ya venden sus frijoles, frituras y demás productos y sin tantos requisitos los apoyamos”.