Al borde de la bancarrota se encuentran muchos comerciantes abarroteros luego de que sus ventas no levantan ante la crisis por la pandemia, señaló el presidente de la Asociación de Abarroteros y Pequeños Comerciantes, Antonio Hernández Esparza.
El activista afirmó que sus ventas han estado muy variables, lo cual se debe a muchos factores, dependiendo del barrio o sector donde se encuentren y del tipo de negocios, pues hay a quienes les ha bajado entre un 10 o un 20%, pero hay otros quienes sí han resentido la caída hasta en un 50%. “Todos estamos tronando y no nomás los abarroteros, es en todos los niveles, está claro y es natural, a todos nos está yendo mal”.
Estableció que en la actualidad los abarroteros ya no venden igual, lo cual es lógico pues con la pandemia hay menos dinero circulando y la economía y los empleos no se han recuperado en Aguascalientes, pues hay gente que todavía está ganando la mitad del salario y otros a los que les quitaron el trabajo y no han conseguido, “porque a muchos los corrieron desde que inició la pandemia, hay miles que no han conseguido empleo y los que siguen laborando no están recibiendo ni la mitad y todo eso es la economía que mueve al sector abarrotero”.
Resaltó que mientras exista este problema de la pandemia del COVID-19 y la gente en general siga sin respetar las disposiciones de la autoridad del uso obligatorio del cubrebocas, la sana distancia y el aseo constante de manos, esto se va a alargar por más tiempo. En tal sentido, lamentó que las autoridades no hagan el mínimo esfuerzo por obligar a la población en general a que cumplan con las disposiciones sanitarias sobre todo al momento de entrar a las tiendas de abarrotes, tal y como sí ocurre con las tiendas de conveniencia. “Que presionen a los abarroteros, que los multen, si multan a unos cuantos, en automático se asustan y nos sujetamos a cumplir el reglamento porque es en beneficio de la salud, ya que a las tiendas misceláneas van todos, ricos y pobres”.