Hasta en 40% han caído las ventas en las tiendas de abarrotes por la pandemia en lo que va del mes de junio, por lo que incluso no se descartan cierres de algunos comercios ante la contracción comercial, reconoció el presidente de la Asociación de Abarroteros y Pequeños Comerciantes de Aguascalientes, Antonio Hernández Esparza.
El representante de los abarroteros comentó que son el gremio más debilitado ante la pandemia y no han sido tomados en cuenta por parte de las autoridades de los tres niveles de Gobierno para recibir apoyos. “No hay quién se preocupe por el sector a pesar de que es el que más paga impuestos, el que más genera empleos, ningún Gobierno Estatal, Municipal ni Federal, nos toma en cuenta. Nos rascamos con nuestras propias uñas”.
Afirmó que si bien las tiendas de abarrotes no se vieron obligadas a cerrar por ser considerados comercios esenciales durante la contingencia, a la fecha las ventas les han bajado entre un 30 a un 40% afectados luego de que mucha gente se quedó sin empleo en Aguascalientes por la crisis económica del COVID-19, aunado a que muchos más sólo reciben sueldo al 50%, lo cual se ve reflejado en el poco circulante que llega a las tiendas de abarrotes.
Ante esta situación, Hernández Esparza no descartó que haya cierres de tiendas de abarrotes en diferentes puntos de la ciudad. “Quizás algunos vayan a cerrar porque quiebran, porque ya no tienen con qué surtir. Muchos abarroteros, lo poco que vendían se lo acaban comiendo ellos mismos, lo utilizaban en su gasto diario, así están las cosas y esto va para largo, aunado a la desinformación de los gobiernos y la falta de actitud de apoyar al sector”.

¡Participa con tu opinión!