Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el tianguis dominical de Calzada del Hueso, en Granjas Coapa, Alcaldía Tlalpan, los visitantes abarrotaron los puestos de comida.
Con mesas llenas, sin ningún distanciamiento y mientras decenas de caminantes pasaban junto a ellos, los comensales tuvieron un amplio menú.
Tacos de mixiote, quesadillas de quelites, de queso y chorizo o un platillo de cecina acompañado con cerveza, fueron razones suficientes para que los vecinos se acomodaran el cubrebocas en el cuello para comer.
En los puestos había lonas con tres consejos para afrontar la pandemia que azota al País, donde han muerto más de 47 mil 400 personas de Covid-19.
El uso de gel antibacterial, cubrebocas y mantener sana distancia. Junto a esas recomendaciones también había letreros con leyendas de agradecimiento para la Alcaldesa de Tlalpan, Patricia Aceves.
En las mesas y sillas de los negocios del tianguis no había señalizaciones o marcas para restringir su uso, como sí sucede en diferentes establecimientos, restaurantes o cafeterías de la Ciudad de México.
Además, por lo estrecho de los corredores, se olvida la sana distancia, en algunos tramos del tianguis había que esperar a que un cliente se moviera para avanzar.
“Sí hay más gente, un poco más, por lo mismo, como que se confía la gente y ya empiezan a entrar más al tianguis”, expresó el comerciante Omar de Jesús González.
Varios puestos del tianguis, ubicado entre las avenidas Cafetales y Sauzales, en los límites con la Alcaldía Coyoacán, fueron cubiertos con playo para preservar la distancia entre comerciantes y consumidores.
Pero algunos visitantes buscaban la manera de burlar las barreras de plástico.