Nuevamente las multitudes de compradores se congregaron lo mismo en el primer cuadro de la ciudad que en los centros comerciales. En algunas tiendas de autoservicio, los estacionamientos lucieron a tope desde las primeras horas del día y en algunas los compradores tuvieron que formarse en el exterior de los comercios para poder ingresar a hacer sus compras. Ante este panorama, se ve difícil que la cifra de contagios pueda disminuir.