Ruth Álvarez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Morir por Covid-19 implica un gasto menor para la cartera de los familiares que pierden a un ser querido.
Funerarias que se encuentran dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) reducen los precios de los servicios fúnebres siempre y cuando los ciudadanos hayan fallecido por la infección de SARS-CoV-2, constató Grupo REFORMA.
Luego de consultar a nueve funerarias de la Ciudad, Grupo REFORMA comprobó que los paquetes para Covid-19 tienen una reducción que oscila entre los 3 mil y hasta los 13 mil 500 pesos en comparación a los que habitualmente se ofrecen por muerte de causa natural.
Por ejemplo, Casa Infinity que se localiza en la Colonia Americana, cobra 20 mil pesos si la persona falleció por Covid-19, pero si fue otra la razón entonces el costo asciende a 33 mil pesos.
“Covid-19 no se vela, ni sospecha de Covid, entonces lo viable en (este caso) es la velación directa, ya que se recoge del hospital y se manda al crematorio”, describió una trabajadora de la firma.
Esta es una de las instituciones que no permite la velación del cuerpo en caso de que haya sido el virus el que le haya arrebatado la vida al familiar, pero hay otras que sí lo están permitiendo.
Recinto Américas Casa Funeraria que está en la misma colonia, lleva a cabo este servicio, deja que las personas se despidan de su familiar.
“Nuestras capillas como son privadas son de las más amplias, normalmente en otras nada más permiten 15 personas o hasta 20. Aquí se les permite de 30 a 40 personas en capilla con rotación. Salen algunas personas y otras con el protocolo de cubrebocas y no se les permiten que entren menores de 15 años”, detalló uno de los trabajadores.
En ésta última, si el deceso era por Covid-19 el costo ascendía a 22 mil pesos, pero si era otra la causa entonces aumentaba a 27 mil.
Según los Lineamientos de Manejo General y Masivo de Cadáveres por Covid-19 (SARS-CoV-2) en México, emitida por el Gobierno Federal desde el 21 de abril del año en curso, se debe evitar la velación dentro de lo posible.
En caso de realizarse, piden guardar la sana distancia, además sólo debe ser cuatro horas y menos de 20 personas.
De acuerdo con funerarias consultadas no estaban ofreciendo este servicio hasta principios de septiembre.
En las siete funerarias restantes Grupo REFORMA confirmó que los costos son más bajos si la persona falleció por Covid-19.