La Línea Verde fue un “proyectazo”, pero se politizó, señaló el presidente de Coparmex Aguascalientes, Francisco Ruiz López, al expresar la preocupación del empresariado que representa por las condiciones de abandono en que se encuentra ese parque lineal.

Condenó el desdén con que ha sido manejado por autoridades municipales de extracción partidista diferente a la del gobierno que desarrolló ese proyecto al oriente de la ciudad, y aún más que la sociedad no lo está defendiendo.

“Es un modelo que en su momento revirtió el escenario de pobreza y marginación en que vivían miles de ciudadanos en varios de los sectores menos favorecidos de la ciudad capital”, agregó.

Es un modelo reconocido a nivel internacional y cierto, una réplica de un proyecto que hubo en Medellín, Colombia, para la integración y el desarrollo social, como hay tantos en el mundo; aquí fue un “exitazo” y deberíamos tener uno diferente en cada trienio, sostuvo Ruiz López.

En ese sentido, consideró que en el pasado gobierno municipal no hubo algo de esa naturaleza ni mucho menos de la magnitud de la Línea Verde y preocupa que este trienio tampoco lo vayamos a tener.

Hoy en día, dijo, la Línea Verde está seca y descuidada, es todo menos verde y su condición no permite cumplir la función de integración social que motivó su desarrollo para los habitantes de sus costados y zona de influencia.

Si bien dejó de ser el foco de delincuencia, drogadicción y depósito de basura que en varios tramos era antes, para convertirse en espacio digno para las familias, motivante para aspirar a mejorar su calidad de vida, no se está cuidando como debe ser.

En cambio, en los años recientes ya van tres veces que remodelan el camellón del Canal Interceptor y está bien, dijo, pero también atender un punto importante de la ciudad donde la generación de negocios es viable para seguir dando vida y desarrollo a esa parte tan amplia y poblada de la capital del estado, concluyó.