Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Uno de los buques estrella de la empresa Oceanografía está abandonado en Ciudad del Carmen, Campeche, y se encuentra oxidado y desvalijado.
La embarcación, de unas 3 mil 500 toneladas, y que sirvió como apoyo para exploraciones a Pemex, quedó varada frente a la colonia Tierra y Libertad, de donde se ha pretendido movilizar desde 2018.
Ninguna autoridad ha logrado trasladar este coloso de la playa El Limbo, donde es una fuente contaminante y ha servido hasta como refugio para personas en situación de calle, dijeron a Grupo REFORMA petroleros que habitan en ese fraccionamiento.
La embarcación encalló en octubre de 2017 tras quedarse sin combustible y durante el paso de un Frente Frío que lo arrastró a ese sitio.
Desde entonces ha ocasionado la erosión de la costa, provocó un bloqueo vehicular y cambios de ruta del oleaje, por lo que las viviendas más cercana están en peligro.
En 2018 y 2019, Oceanografía, cuyo dueño es Amado Yáñez, mandó a mover la embarcación mediante una compañía privada, que fracasó en el intento.
Expertos opinan que para sacarlo se requiere quitarle peso, debido a su marcado hundimiento en la arena.
Autoridades locales han prometido en más de tres ocasiones a los vecinos que será enviado a otro sitio; sin embargo, permanece en el mismo lugar.
Ese barco de 88.3 metros de largo y 18 metros de ancho, generó millones de dólares a Oceanografía en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón en contratos otorgados.
Trabajadores de Pemex indicaron que hay otros buques de la misma compañía abandonados en Ciudad del Carmen, se trata de Titán 2, Caballo Azteca (ambos incendiados, Caballo Eclipse y Edeavour, varados, uno a dos millas de la costa y otro en la playa Carmelitas.
Esos cinco barcos fueron asegurados en 2018 en garantía de pago a la acusación de fraude contra Yáñez.
Las embarcaciones fueron abandonadas con todo y tripulación, cuyos integrantes denunciaron en 2018 a Oceanografía por salarios caídos y amparados por la vía legal lograron dejarlas, debido a que están impedidos de hacerlo por las leyes marítimas.
La entonces PGR aseguró a la compañía en marzo de 2014 por un fraude a Citibanamex por más de 5 mil millones de pesos.
Oceanografía tenía registrada una flota de 70 barcos, de los cuales alrededor de 20 son de la empresa y el resto son rentadas o están bajo otro esquema de contratación, lo que derivó en otra lluvia de demandas.

¡Participa con tu opinión!