CDMX.- La modelo Gisele Bündchen abandonó su hogar en Tampa, Florida, para ir a Costa Rica tras una serie de acaloradas discusiones por la decisión de Tom Brady de no retirarse de la NFL; él se quedó para entrenar con su equipo, Tampa Bay Buccaneers, reveló Page Six.
«Tom y Gisele están peleados ahora mismo», aseguró una fuente al medio, que añadió que la pareja ya había tenido conflictos, pero siempre han logrado reconciliarse.
La noticia llega después de que el quarterback de los Buccaneers, de 45 años, se perdiera 11 días de entrenamiento en agosto.
Cuando se le preguntó por su desaparición, la estrella del deporte dijo: «Todo es personal… todo el mundo tiene diferentes situaciones con las que lidiar. Todos tenemos retos realmente únicos en nuestra vida. Yo tengo 45 años. Hay un montón de cosas que pasan».
Los representantes de Brady y Bündchen, de 42 años, quienes procrearon a Benjamin, de 14 años, y Vivian, de 9, además de Jack, el hijo de 15 años del deportista con su ex, Bridget Moynahan, declinaron a hacer comentarios.
«Hubo problemas en el matrimonio por la decisión (de Brady) de no retirarse (de la NFL). Gisele siempre ha sido la que ha estado con los niños.
«Habían acordado que él se retiraría para centrarse en la familia, pero luego cambió de opinión», agregó. (Staff/Agencia Reforma)