Tras lo que se sintió una eternidad de campañas políticas, el momento finalmente ha llegado y este domingo 2 de junio se estarán celebrando las elecciones más importantes en la historia moderna de nuestro país y a esto sólo me queda decir una sola cosa.

¡Todos debemos salir a votar!

Esta no es una elección ordinaria donde simplemente se pone a un partido político en el poder y no va a hacer nada, no, en estas elecciones se juega no sólo quién está en el poder, sino el futuro de la democracia en México.

Pues los candidatos de la 4T, pretendiendo seguir el paquete de reformas del presidente, desean regresar al México de los 70 años del PRI; donde tenías un solo partido que tomaba todas las decisiones, que organizaba las elecciones, que administraba la economía como mejor le pareciera, con represión, control y donde los ciudadanos tenían poca, si no es que ninguna, participación en la administración de nuestra nación.

Peor aún es el hecho de que ni siquiera pretenden ocultarlo, dentro de sus pretensiones está desaparecer al Instituto Nacional Electoral, desaparecer a los organismos constitucionales autónomos y quitarle facultades a los órganos jurisdiccionales para que sean poco más que bonitos adornos, etc.

Por ello mismo, han llamado al Plan C, una estrategia en la que pretenden concentrar la mayor cantidad de votos posibles, para que, al tener una mayoría absoluta, nada ni nadie pueda detenerlos.

Sin embargo, se nos presenta en estos momentos una alternativa para detener este proceso y rescatar a la democracia en México, así como las instituciones que tanto ha costado construir ¿cómo? Votando por la oposición.

Y sé lo que muchos estarán pensando, el PRIANRD son una bola de corruptos y rateros, y si bien algo de esto es cierto, aun con todas sus actitudes, se avanzó en diversos sentidos y dimos algunos pasos hacia adelante.

Lo que no deja de llamar la atención son algunas inconsistencias, tales como:

1.- Una gran parte de quienes ahora participan en MORENA tienen sus orígenes en los otros partidos. La misma clase política que además se llenó los bolsillos y participó en la construcción de las instituciones, ahora lo hace con la bandera de MORENA. Baste señalar que siete de las nueve candidaturas a gobernadores son exmilitantes de la Alianza PRIANRD.

Pues si votaste por López Obrador o pretendes votar por MORENA para derrotar a los corruptos y ladrones, estás votando por el partido equivocado.

2.- Las últimas administraciones, por más problemas que se les puedan atribuir, que son muchos, nunca le quitaron derechos a los ciudadanos y nunca atacaron a las instituciones autónomas.

Ahora, bien podrías pensar que dichas instituciones no funcionaban bien o estaban llenas de corrupción. Esto es verdad, pero la solución es mejorarlas, fortalecerlas, reformarlas para que los partidos políticos no tengan ninguna participación en el nombramiento de sus integrantes, no desaparecerlas.

Sería como descubrir que tu vehículo tiene una fuga de aceite, así que en vez de arreglarlo lo llevas al deshuesadero para que lo conviertan en chatarra y mejor te compras un caballo.

3.- Por ahí te quieren hacer pensar que las elecciones ya están resueltas y que tu voto no va a hacer ninguna diferencia, pero eso es falso, es una mentira, una profecía autocumplida. Esencialmente, ellos te dicen que ya ganaron y que no vayas a votar, entonces no vas a votar y ellos ganan.

No te dejes engañar, no importa lo que las estadísticas digan, el único día que importa es el día de la elección, es ahí donde se definen las cosas, con tu voto, con tu participación. No dejes que el miedo, la duda y la pereza te detengan de alzar la voz y luchar por el México que tú anhelas para ti, pues hoy tenemos una deuda con las generaciones que vienen.

Así que este domingo salgamos a hacer que nuestra voz se escuche, a escoger la alternativa que quiere impulsar a México al futuro, no anclarse en el pasado. Este dos de junio ¡Todos a votar!