A tres días de que se lleve a cabo la jornada electoral que para el caso de Aguascalientes es ocasión para elegir a tres diputados federales, 27 locales y 11 ayuntamientos, el gobernador Martín Orozco convocó a la población a ejercer su derecho al voto y que lo hagan con la confianza de que habrá respeto y tranquilidad ese día.

Serán las elecciones más grandes de la historia, dijo, por lo que en su mensaje previo a la jornada electoral, resaltó la corresponsabilidad que debe existir entre ciudadanía y gobierno para cumplir con los protocolos sanitarios establecidos por el Instituto Nacional Electoral, que de manera conjunta elaboró con el Instituto Estatal Electoral y la Guardia Sanitaria, a fin de que existan las medidas necesarias para prevenir contagios en las casillas.

Extendió la invitación a los electores para que atiendan las recomendaciones y adopten todas las medidas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19, pues si bien Aguascalientes está en semáforo verde, esto no es garantía, porque el coronavirus no se ha erradicado.

De lo que se han encargado las autoridades electorales y la Guardia Sanitaria es que haya condiciones en los lugares acondicionados como casillas electorales, para que con seguridad y sanidad, los mayores de 18 años decidan acudir a emitir su voto y que lo hagan portando el cubrebocas, guardando la distancia y con paciencia para esperar en la fila el turno que le corresponda.

Orozco Sandoval destacó que durante esta jornada electoral, las autoridades de todos los niveles se han preparado para garantizar una jornada segura para proteger la salud de los votantes y funcionarios.

Dijo que la ciudadanía determinará, con su voto libre y secreto, el rumbo que tomará este país al elegir a sus próximos representantes en los ayuntamientos, en el congreso estatal y en la Cámara de Diputados, con libertad y tranquilidad.

De la misma manera aseguró que su gobierno actuará con estricto respeto a la Ley y colabora con las autoridades electorales estatales y federales, con el propósito de generar las condiciones que permitan a las y los ciudadanos, votar en paz en una fiesta cívica.