Nuevamente el Heat de Miami logró derrotar a los Bucks en la semifinal de conferencia, dejando la serie 3-0 y casi sentenciada para los de Miami; el marcador final fue de 115-100 y se pudo ver a un cuadro de Milwaukee bastante desmotivado en los últimos minutos.
En la primera parte el cuadro de Bucks trató de tomar ventaja rápidamente, la gran mayoría de sus puntos fueron mediante coladas, ya que los intentos de media distancia no fueron tan efectivos, mientras que Heat fiel a su estilo movía bastante la pelota y todos intentaban marcar
La ventaja más alta que tuvo Bucks en el primer cuarto fue de seis puntos, pero mediante dos triples seguidos los de Miami recortaron la distancia. Para el segundo cuarto los de Milwaukee volvieron a generar una cómoda ventaja, misma que fue bien remontada por la banca de Miami, aunque al final de la primera mitad los Bucks lo ganaban por 7 puntos.
En el tercer cuarto el Heat logró acercarse a su rival, pero el conjunto de Bucks quería evitar a cualquier costa otra derrota en la serie, por lo que Brook Lopez y Giannis Antetokounmpo tomaron las riendas de su equipo para aumentar su ventaja a 12 puntos, acariciando el triunfo.
Sin embargo, en el cuarto periodo todo se derrumbó para los Bucks, Bam Adebayo fue el terror de Milwaukee con su gran labor defensiva y su ayuda al momento de atacar, ya que los Bucks en su intento de detener a Adebayo, Dragic o Crowder, dejaban totalmente libre a Butler, quien jugó sus últimos minutos bastante cómodo anotando desde cualquier punto.
Faltando cuatro minutos, el Heat le dio la vuelta al partido por primera vez en el partido, los de Milwaukee estaban totalmente fundidos y el Heat se dedicó a sellar su victoria, tanto que desde esa remontada a falta de varios minutos, los Bucks se quedaron en 100 puntos sin poder anotar más en el resto del partido.
Ganando todos los rebotes en la cancha de Milwaukee, el Heat hizo pedazos a los Bucks, dejando un marcador final de 115-100; Jimmy Butler volvió a ser el jugador del partido con 30 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, aunque la labor de Adebayo también fue fundamental, con sus 20 puntos y 16 rebotes.
El día de mañana se jugará el cuarto y posiblemente último partido de la serie; de momento el Heat es el único equipo con racha perfecta en los playoffs, ha ganado siete de siete y está a punto de dejar fuera al equipo más ganador de la temporada, además de estar a un paso de clasificar a la final de conferencia; la última vez que logró esto el equipo de Miami fue en 2014, con LeBron James en sus filas.